The Ice Maiden

Standard

Como si HCA no sólo quiso mostrar al mundo el lado hermoso del sexo femenino, sino también el lado oscuro, La Doncella de Hielo es una historia larga y profunda en el que su personaje principal – nuevamente otra persona que no es mencionado en el título – confía totalmente en sí mismo, y es capturado y matado por la poderosa y malvada Doncella de Hielo.

Illustrated by Edmund Dulac
En este cuento hermoso pero triste, incrustado con alegorías poéticas, así como La Reina de Nieve, las mujeres son los que quitan la vida.

“¡Aplastar! ¡Mantener firme! ¡Ese es mi poder!” exclama la bella pero mortal Doncella de Hielo, reina de los glaciares. Este personaje detesta la raza humana e intenta con todo su poder matar cada uno que pasa por su camino, tanto hombres como mujeres, jóvenes y viejos. La imagen del hielo expresa desolación, desesperación y hasta muerte así como eterna belleza. En este caso, Andersen lo une con el carácter femenino. Junto a la Doncella de Hielo está el Mareo – nuevamente representado como mujer. Depende de ésta, y de todas sus “hermanas”, atraer los seres humanos a las grietas peligrosas donde vive la reina de los glaciares y entregárselos a ella.

La única persona que escapa es el personaje principal: Rudy. Rudy es descrito como guapo, audaz y atrevido, así como frío – después de su encuentro con la Doncella de Hielo cuando era pequeño. No tiene miedo de nada hasta el punto de hacer cualquier cosa para lograr su objetivo – hasta tomar riesgos innecesarios para la mano del amor de su vida cuando se hace mayor. Nuevamente, HCA empapa esta historia cono elementos de la naturaleza de los cuales el personaje principal aprende lecciones de vida, pero a pesar de eso y por tener tanta confianza en su propia fuerza, es tomado por la Doncella de Hielo. Con esto el autor intenta transmitir a los lectores que a pesar de que seamos bendecidos con buena fortuna o salud, el poner nuestra confianza solamente en nosotros mismos, nos descaminará.

           Illustrated by Edmund Dulac

Pero las mujeres no son maltratadas en esta historia porque Andersen – a través de alegorías – describe el calor y ternura de la mujer como se puede apreciar en lo siguiente: “era los tonos armoniosos del coro de otros espiritus de la Naturaleza, la leve, suave y amorosas hijas de los rayos del sol. Cada tarde ellas rodearían las cumbres de las montañas y esparcirían sus alas rosadas.” “Grandemente aman las flores y las mariposas y la humanidad, y ellas se habían encariñado con el pequeño Rudy.” O “Y cada mañana los rayos del sol brillaron en el niño dormido a través de una ventana pequeña de la casa del viejo. Las hijas del sol besaban al niño; intentaban derretir, quitar el beso que recibió de la reina de los glaciares”. A pesar que es traducido del danés, HCA usa un lenguaje exquisito para “pintar” nuevamente las luces y sombras de la raza humana, especialmente el carácter femenino.

Andersen de nuevo incrusta sus creencias religiosas en este abrumador cuento, pero lo hace a través de la estupidez de un cretino, quien pide al personaje principal que escriba una carta a Jesucristo para que cambien su vida (la vida del cretino) por la de su dueño – el tío de Rudy que era como su padre – que murió en una avalancha. Aquí nuevamente está la voluntad de sacrificarse a uno mismo por la persona amada y una confianza completa en un Ser superior.

A pesar de que hay mucho más en este cuento, las ideas que se puede sacar nos permite dar un poco de luz sobre como nos comportamos con respecto a nuestras fortalezas y nuestras debilidades.

Curiosamente no he podido encontrar una traducción al castellano por lo que brindo un link para leer el cuento completo en inglés.

http://www.andersen.sdu.dk/vaerk/register/eventyr_e.htm

Advertisements

Los Cisnes Salvajes

Standard

Los Cisnes Salvajes, es uno de las primeras, más largas y más bellas obras de HCA. Habla de la habilidad humana de sacrificarse silenciosamente por otros. Como cristiano, HCA empapa este cuento con una fuerte confianza en la Providencia exponiendo el aspecto religioso del ser humano.

A pesar que este cuento se titula “Los Cisnes Salvajes” se centra sobre todo alrededor de Eliza, la hija menor de un Rey y el único personaje con nombre en todo el cuento. Los hermanos de Eliza (11 en total) fueron transformados en Cisnes y exiliados por su nueva madrastra que en realidad era una bruja. Los príncipes sólo podían recuperar su forma humana durante la noche. Para poder salvar a sus hermanos, Eliza tuvo que sufrir mucho sin decir ni una palabra y sin la posibilidad de defenderse cuando fue condenada a muerte en la última parte del cuento.

Eliza, así como sus hermanos, es la personificación de la virtud. Es inocente, fuerte, piadosa y amorosa. También es muy inteligente porque es capaz de extraer lecciones de moralidad de distintos elementos de la naturaleza. Para esto también es de notar que no hay evidencia de los defectos de Eliza. Por esto se puede considerar como perfección femenina.

HCA también revela como el bien prevalece sobre el mal porque en un momento dado, la madrastra de Eliza intenta hechizarla pero no lo logra. Otro aspecto de interés es que Eliza es el personaje más débil pero el único con posibilidades de romper el hechizo de sus hermanos.

Los hermanos de Eliza también representan virtud aunque no tienen mayor descripción. El hecho de convertirse en cisnes es el resultado de ello. Los cisnes han sido largamente asociados con gracia, belleza, realeza y nobleza.

El padre de Eliza representa una persona con una mente débil porque después de su matrimonio se cree las mentiras que su nueva esposa le cuenta de sus propios hijos – a pesar de que como padre, debería conocerlos bien. Este personaje no tiene fuerza de voluntad y es influenciado muy fácilmente. Acepta todo sin preguntarse sobre la veracidad de lo que se le está diciendo.

Andersen en este bello cuento nos da una vistazo a los diferentes aspectos del carácter humano, haciéndolo uno de mis favoritos.

 

Aquí está el link para el cuento completo:

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/euro/andersen/los_cisnes_salvajes.htm

El patito feo sin terminar

Standard

Todos recordamos el dulce cuento de una criatura que fue maltratada, insultada, y discriminada por otros que no conocieron nada sobre él. Cuantas cosas tuvo que soportar y uno puede pensar: ¿cómo pudo continuar su vida entre tanta miseria? Esto es porque el dolor – el tema central en este cuento profundo – y todo lo que se asocia a él es dejado de lado.

El Patito feo es un cuento que habla del verdadero sufrimiento y como sólo los fuertes pueden continuar sin considerar la auto-eliminación.

Hans Christian Andersen – en su manera imaginativa de expresar el entorno – demuestra al lector de manera profunda como los obstáculos pueden sacar lo mejor de nosotros.

Sin embargo, no voy a detenerme en todo lo que esta pobre criatura tuvo que sufrir sino en el hecho de que los soportó sin considerar si no más fácil simplemente desaparecer y dejar a todo el mundo en paz, ya que su fealdad los fastidiaba. El Patito Feo es una representación de lo como debemos confrontar las dificultades que se presentan en nuestro día a día. Si te pones a pensar, el Patito feo no tuvo dificultades extraordinaria. No fue atacado por águilas, ni si quiera por los gatos con quien se encontró. No sufrió enfermedades o mutaciones, nada fuera de lo ordinario. Sus problemas se podrían llamar “normales”: interacciones con otros animales de la granja, el cambio de las estaciones y encuentros con humanos.

Entonces, ¿por qué tuvo que aguantarlos cuando hubiera si tenía una salida fácil para eliminarlos? Pienso que HCA quería demostrar al mundo que a través de las dificultades viene la belleza. Al principio, la criatura es terriblemente fea y eso es cuando se le vino el mundo encima. Nosotros podemos identificar esto como bullying. Solo los fuertes sobreviven, ¿pero la fortaleza sólo se mide por la fuerza física? Puesto a pensarlo, el Patito feo podría ser la personificación de fortaleza tanto física como espiritual.  Por esto, obtiene un corazón noble y humilde, convirtiéndolo en el cisne más bello del lugar.

El dolor y el sufrimiento son realidades que muchos científicos y filósofos se cuestionan.  Algunos piensan que son innecesarios y obsoletos por lo que intentan exterminarlos sin considerar que se pueden sacar un bien de ellos.  A través de este cuento, HCA nos muestra que el sufrimiento no es un mal absoluto que se debe aniquilar a toda costa.  Es a través de ellos que podemos ganar otras – si es que no todas – virtudes que se expresan en perfección y belleza porque lo que hay en el alma se refleja  en cuerpo de una manera u otra.

Sabemos cómo termina esta historia y esto  nos hace pensar si nuestra historia personal terminará igual.

Aquí está el link para el cuento completo:

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/euro/andersen/el_patito_feo.htm

Tsuru no Ongaeshi

Standard

Rico en tradiciones, el pueblo japonés nos presenta un sencillo cuento pero profundo como el pueblo mismo.  Se trata de una historia de compasión y agradecimiento.

Tsuru no Ongaeshi o en castellano llamado: “La gratitud de la grulla” nos narra sobre una pareja pobre de ancianos (en algunas versiones el protagonista es un joven pobre campesino) y como su bondad y generosidad les sería recompensado.

La grulla dentro de la cultura japonesa tiene mucho significado: es símbolo, por ejemplo, de longevidad – se pensaba que vivían mil años – de fidelidad (puesto que son aves monógamas) y autoridad, así que no es cualquier ave que utiliza en este relato.

Un día, como cualquiera, el anciano fue al campo a caminar y se encontró con una grulla atrapado.  A pesar de su extrema pobreza – uno puede deducir que seguramente sufría de hambre – sintió compasión por el animal que estaba en apuros y en vez de satisfacer una necesidad básica y válida como es comer para sobrevivir, decidió liberarla.

la gratitud de la grulla

Tsuru no Ongaeshi

La pregunta correspondiente es: ¿por qué lo liberó?  Y la respuesta parece sencilla: sintió compasión.   Com-pasión: compadecer con, sentir la misma pasión o dolor que el otro; identificarse con el sufrimiento de los demás, hasta el punto de cargarla sobre sí.  Una cualidad de la persona que permite que uno salga de los avatares de la vida personal para ver las necesidades del otro y hasta hacerlos suyos.  Esto es lo que sintió el anciano y también su esposa puesto que cuando regresó a su hogar comentó lo sucedido y la otra lo apoyó en su decisión.

¿Qué hay detrás de un sentimiento como es la compasión?  Nuevamente nos ponemos enfrente de una de las cualidades humanas más increíbles: la apertura de la intimidad a otra persona.  La persona humana tiene un mundo interior que es capaz de llegar a profundidades insospechadas.  Es el mundo que una vez he escuchado a una persona llamarlo: “el santuario de las conciencias humanas” y que sólo se puede acceder si uno lo permite.  Sin embargo, desde mi punto de vista,  dejar entrar a al santuario de la intimidad no quiere solo expresar externamente lo que nos sucede adentro, sino es también “adentrarnos”  en los demás preocupándonos por los problemas del otro y esto fue lo que hizo este anciano.  No pasó de largo ante la necesidad de otro.  Pudo haber seguido su camino.  Si hubiera estado metido en sí mismo, concentrado en únicamente su problema, no hubiera visto la necesidad de la grulla.  El hombre es capaz de abrirse como también es capaz de ensimismarse.  Puede girar tanto sobre sí mismo que se ensordece y se ciega ante problemas ajenos, cerrándose a la sociedad.  Podemos deducir que no era la situación de nuestro protagonista y en consecuencia pudo estar atento para prestar una ayuda cuando se necesitó.  Todo lo dicho, nos puede indica que el anciano tenía una riqueza interior insospechado.

gratitud

La gratitud de la grulla

Pero eso no termina aquí.  La historia continua.  Al llegar a casa, el hombre cuenta todo a su mujer al poco tiempo alguien toca la puerta.  Una chica les pide cobijo y ellos, como buenas personas, se lo dan.  Uno ya intuye de quién se trata.  La joven les cuenta a los ancianos que no tenía ni familia ni casa y la buena pareja le ofrece tanto uno como lo otro para que se quedara como hija suya.  Qué interesante.  Otra vez nos volvemos a encontrar algo que es sorprendente.  Son gente pobre, apenas pueden comer y ¿aceptan a una nueva persona en su hogar?  Como de diría comúnmente: “otra boca que alimentar”.  Se puede refugiar en el hecho de que es una historia, ficción, pero debemos de recordar que las historias reflejan la realidad.   El hecho es que no se preocuparon de cómo la alimentarían, ni cómo la vestirían y arreglarían.  La historia nos narra que se sentían felices de poder tener una hija puesto que no habían podido tener descendencia.  La sociedad de hoy más bien incita a lo contrario: cuantos menos mejor puesto que se tendrá más medios materiales para cada uno.  Este pequeño relato nos hace ver el concepto tiene la cultura japonesa sobre la familia y la generosidad.  Su hija putativa no es una carga sino más bien lo contrario.

La generosidad de esta pareja no se queda sin recompensa.  La generosidad invita a la generosidad y ésta a su vez mueve a mayor entrega que la vez anterior. La joven al ver la pobreza extrema – pues no tenían qué comer – decidió trabajar.  Les dijo que les ayudaría con la condición de no entrar a su cuarto mientras ella trabajaba – condición que ellos aceptaron aunque no estaban muy de acuerdo.  A medida que pasaban los días, los ancianos se volvían más ricos y ella se ponía más y más delgada.  Los padres, preocupados por su hija, le decían que dejara de trabajar pero ella insistía que trabajaría un rato más.  Llegó un momento en que el anciano, con su gran corazón no pudo más y haciendo caso omiso a su mujer que le recordó de su compromiso, fue a ver a su hija: como uno podía imaginar, era la grulla trabajando pero de no de cualquier manera.  La grulla, para embellecer su trabajo, se quitaba sus propias plumas y las usaba.  La generosidad no sólo se trata de dar de lo que a uno le sobra sino de lo que a uno le puede faltar – sacrificarse por el otro – dar al otro lo mejor de uno mismo que muchas veces puede exigir la renuncia a perspectivas legítimas.  La sociedad hoy afirma que para realizarse, uno debe sacrificar todo.  Una parte de esa afirmación es cierta, uno debe realizar sacrificios para lograr una meta, pero la pregunta es ¿cuál es esa meta?  Este pequeño relato propone algo más allá y más profundo que simplemente una auto-realización

Por haber roto su promesa, y descubierto el secreto de la grulla, ésta se vio obligada de abandonar un hogar en el cual quería permanecer.  Sin embargo la pregunta que surge es: ¿hubiera quedado si su padre adoptivo no la hubiera descubierto?  Si hubiera sido así ¿cuál abría sido el destino final de la chica?

Tsuru no Ongaeshi By lemuresinfabula

Queda claro que “La Gratitud de la Grulla” tiene un poderoso mensaje y deja muchas cosas abiertas para profundizar.  Solo termino con una cita que una vez leí: “lo que se necesita para conseguir la felicidad, no es una vida cómoda, sino un corazón enamorado.” (que se podría traducir como un corazón lleno de amor)

Para leer toda la historia:

http://www.taringa.net/posts/arte/10429240/Tsuru-no-Ongaeshi—Cuento-tradicional-Japones.html

El príncipe y el dragón

Standard

Sólo un paréntesis en mi viaje por el mundo de HCA, quise compartir este pequeño comentario sobre uno de mis temas favoritos: dragones.

dragonsDe Volksmarehen der Serben esta historia es un cuento clásico donde el dragón personifica el mal y donde los hombres son la personificación de lo virtuoso. De The Crimson Fairy Book, editado por Andrew Lang, este cuento habla sobre como el menor y el más sabio hermano – príncipe – confronta al malvado dragón para poder rescatar a sus hermanos imprudentes.

El personaje principal, es nuevamente una persona sin defectos. Es inteligente, astuto, humilde y fuerte al mismo tiempo.

Por esto, triunfa sobre la misma prueba que sus hermanos no pasaron por no escoger el la ruta más fácil. También utiliza su ingenio en vez de la fuerza para superar su enemigo y por último salvar a sus hermanos.

bronze-dragonToma el tiempo para prever lo que puede necesitar antes de salir a su cometido y se provee de herramientas adecuadas para cuando tenga que encararse con su desafío. Estudia la mejor manera de llegar a su oponente y sin problemas se disfraza de un sirviente en vez de recibir lo que por su estatus tenía derecho a tener.

Los hermanos son las personas típicas que escogen lo que cuesta menos para lograr su objetivo. En vez de considerar si su presa es una trampa, simplemente se tiran a ello con la esperanza de lograr su meta con poco esfuerzo. Por supuesto sabemos lo que ocurre.

El dragón, por el otro lado, representa la maldad como la gran mayoría de las historias medievales. Es fuerte, inteligente, y lleno de malicia pero también es orgulloso y consentido porque se debilita con la alabanza y la adulación. Esta debilidad, al final, hace que sea vencido. Uno puede ver aquí la representación de una persona que confía solamente en su fuerza y se jacta de sus virtudes. En una palabra, una persona ególatra.

402375_net_st_george_

San Jorge y el dragón

Esta historia nos ayuda a considerar como debemos afrontar las dificultades que se presentan en nuestro día a día. La fuerza no es lo único que se necesita para triunfar en la vida pero la historia no dice que no es importante. Todo cuenta: ingenio, humildad, y prudencia además de fuerza.

http://www.rickwalton.com/folktale/crimsn08.htm (el link para leer la historia completa en inglés)

El príncipe que quería ser rana

Standard

“Una noche en la que no podía dormir, aparecieron a los pies de mi cama tres duendes, un niño rubio, una bruja feísima y un príncipe. Como metían mucho ruido, bajé a la biblioteca del abuelo. Allí, sobre la mesa, había un tintero antiguo; lo abrí con curiosidad y noté algo extraño, era mágico. Comenzó a escribir cuartillas sin parar, dando nombre a los personajes.

El príncipe se llamaba León, y era capaz de deshacer un maleficio por amor, convirtiéndose en rana.

La bruja malvada era Ruido, y fastidiaba a los duendes músicos que habitaban la aldea de Clintur, pero éstos luchaban por su comarca.

El niño, Luiso, vivía junto a la playa y quería muchísimo a los peces, tanto que éstos le regalaron la luz azul.

Cuando los protagonistas terminaron sus historias, se metieron en el libro, yo puse la palabra “Fin”, y me fui a dormir tranquilamente.

Los mayores, aunque no lo parezca, tenemos corazón de niño y zapatos de ilusión.”

principe_rana

La ranita

Así se lee detrás del libro escrito por Rosa Ciriquián narrando como tres cuentos – coleccionados en su libro El Príncipe que quería ser rana – toman vida. Todo el que tiene que ver con el mundo de los cuentos, sabe como esta realidad se cumple.

El primero de sus cuentos, narra una clásica historia de amor. No es la primera vez que se narra la historia de personas que se enamoran o se hacen amigos de ranas o de animales en general. Ni tampoco es la primera vez que se cambia los lugares. En el cuento clásico de El Príncipe Rana, es el príncipe quien está hechizado y una princesa que tras cumplir una promesa – aunque a regañadientes – rompe el hechizo; aquí los lugares se cambian y es la princesa la que está encantada y el príncipe es el que tiene que deshacer el maleficio. Como es lógico, la meta es regresar a la normalidad, regresar a ser persona, pero Rosa nos presenta otra solución, haciendo cumplir el dicho popular de que “si Mahoma no va a la montaña, la montaña viene a Mahoma.” Ya desde el título, uno puede adivinar como podría terminar esta historia.

Rosa nos narra un mundo ideal: los padres – Romualdo y Clodomira – son unos monarcas justos y sabios, rodeados de gente igual de sabia y prudente, en un reinado perfecto donde – a primera vista – no hay muchos problemas.

ciriquian_costi_principe_rana

El Príncipe León

Luego tenemos al Príncipe León – chico bueno aunque un poco despreocupado de la realidad – pero como se dice ahora: de buenos sentimientos. La historia toma vuelo cuando los Reyes ven que su hijo está un poco en nada con respecto a su vida afectiva, y como buenos padres que son, deciden aclarar el asunto directamente con su hijo. Ahí se enteran que el príncipe ya estaba enamorado pero, no sabemos por qué, no puede revelar el nombre de su amada. Al ver que no logran nada, deciden pedir ayuda y vienen un viejo, un prudente y un astuto. Una cosa audaz que nos da Rosa es la combinación de los tres juntos. Es como si nos dijera que la astucia, junto con la prudencia y la sabiduría puede obtener fines sin el elemento de “engaño” aunque la manera de sonsacar al príncipe León la información, uno, en primera instancia, podría calificar como “espiando” aunque en realidad no lo es propiamente puesto que los tres deciden escuchar al príncipe cuando habla en sueños. La información obtenida lo transmiten a los preocupados padres y finalmente todos, los monarcas, los sabios y un séquito de lacayos siguen al príncipe cuando va en busca de su amada. Siguen una serie de eventos de los cuales no mencionaré excepto que a todos se les dice la solución. Pero no es como se esperaba. Dicho en pocas palabras, el príncipe pasa a ser lo que es su amada. Ante esto uno podría preguntarse: ¿qué tenía el Príncipe en su corazón? Y en una sola palabra se puede contestar: amor.

Recientemente, un escultor famoso, que hace algunos años ya trabaja en el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia en Barcelona, dijo: “El amor es estar en el corazón del amado y éste tenerlo en mi corazón.” Es decir, es una identificación con el amado. El amor convierte al ser amado en otro yo, y hace que el amando busque la felicidad del otro por ser fin en si mismo, ya que su felicidad constituye la felicidad del amando – incluso si esa felicidad lo proporciona el sacrificio personal como se puede apreciar en el cuento. Aquí no sólo es el Príncipe León quien se sacrifica por su amada sino también los padres para un bien mayor que es la felicidad de su hijo.

Aunque hay muchos otros aspectos que pueden resaltar al leer esta pequeña historia que Rosa nos presenta, lo que más resalta es ésto. Rodeado de sencillez pero a la vez con mucha profundidad, nos pone a pensar en nuestra propia vida y ver nuestra relación nuestros seres amados. ¿Buscamos realmente lo que hacen felices a los demás y somos capaces de la misma donación?